Belén Escudero

La presidenta de la Agencia Efe, Gabriela Cañas, una de las impulsoras del manifiesto respaldado por mujeres de todo el mundo, entre ellas reconocidas periodistas y escritoras, para “abrir las puertas a Afganistán”, cree que no podemos quedarnos quietos e impasibles ante la crueldad añadida que viven las afganas.

Cañas ha hecho estas consideraciones en Televisión Canaria, donde se ha referido al manifiesto feminista firmado ya por casi 120.000 personas que fue promovido ante la situación que se vive en el país tras la toma del poder por parte de los talibanes.

Una situación que es especialmente “terrible y escandalosa”, ha dicho, para las mujeres, y que se produce después de que el pueblo afgano haya sufrido “muchísimo”.

Con este manifiesto, según Cañas, lo que se ha intentado hacer es movilizar a la comunidad internacional: un “granito de arena en el desierto” para que ésta se movilice y favorezca corredores humanitarios para los ciudadanos de ese país.

Movilizar a los países europeos

Cañas ha mostrado su satisfacción por el hecho de que algunos países europeos ya lo estén haciendo, pero también ha advertido de que cree que no va a ser suficiente. “Tenemos que seguir poniendo cada uno lo que podemos poner”, ha comentado.

Las mujeres que han suscrito el manifiesto piden la apertura de las fronteras para los afganos y afganas y que el resto del mundo acoja a las personas que quieran huir del país, y de ahí la llamada a la comunidad internacional y a ONU Mujeres.

Para Cañas, las personas que están huyendo son “auténticos refugiados de guerra y por la violencia a la que están sometidos”.

Por eso, ahora tienen que transcurrir varias etapas: la primera, que las miles de personas que quieren salir lo puedan hacer; y la segunda, ver cómo se las acoge. Ahí, la presidenta de Efe ha dicho que deberíamos ser “muy generosos”.

Cañas ha mostrado su esperanza en que el futuro de la mujer afgana no sea “tan horrible como pensamos”, en referencia a la dictadura talibana de los años 90 que “escandalizó al mundo entero”.

Pero ahora, aunque los talibanes estén emitiendo mensajes un poco más moderados, en su opinión, “no nos fiamos”. Y, sobre todo, ha proseguido, “no se fían los afganos”.

“Tenemos las peores de las perspectivas y nos tememos lo peor, pero ojalá nos equivoquemos”, ha concluido Cañas.

Además de la presidenta de Efe, entre las firmantes del manifiesto se encuentran destacadas escritoras españolas, como Almudena Grandes, Rosa Montero y Elvira Lindo; y periodistas como Soledad Gallego-Díaz, Pepa Bueno, Maruja Torres, Rosa María Calaf, Àngels Barceló, Mercedes Milá y Virginia Pérez.

Además, están la escritora brasileña Nélida Piñón, Premio Princesa de Asturias, que recibió también la norteamericana Siri Hustvedt, firmante igualmente de esta iniciativa.